Los Buendía 3.05 – El precio de una familia perfecta

Caliope seguía buscando a Tony… encerrada en el baño para que nadie se diera cuenta, Caty, su hermana, ya estaba pensando en llamar a un gastroenterólogo ¡Pasaba tanto tiempo encerrada en el baño que era de preocuparse!.

3-054

Y la vida de ama de casa no era mejor…

– ¡Tengo hambre! ¿A qué hora vas a calentar el desayuno?
– Cuando termine de hacer ejercicio, métete a bañar, cuando salgas va a estar todo listo.
– ¡Más te vale! -sentenció Luis-

3-055

Por primera vez en su vida Luis tenía lo que quería, una ‘familia perfecta’ está bien, ninguna familia es perfecta, pero esta lo aparentaba bastante bien: una esposa guapa, dos hijos maravillosos, uno con excelencia académica y la otra mmmmh… la verdad no la conocía, pero era bonita y no causaba demasiados problemas. Eso sí, vivía su cuñada con ellos, pero eso era porque él era magnánimo y lo había permitido ¿Cómo echarla a la calle si no tenía ni en qué caerse muerta?

3-056

Mientras tanto, Caliope seguía viendose a escondidas con Tony…

3-057

Se veían en casa de él, lejos de las miradas indiscretas

3-058

Uno de esos días Caliope no estaba para cuando llegó Luis, Catalina le dijo que había salido a hacer unos pagos y a una reunión del grupo de madres ociosas del salón de Dante… Luis sabía perfectamente donde estaba y mandó a uno de sus asistentes a espiar la casa ‘del entrenadorcito ese’ por si salía alguien, y que tomara fotos… el chico hacía ese tipo de trabajos pero en oficinas, a Luis le gustaba saber con quién se relacionaban tanto sus competidores como sus compradores, el asistente sabía que no debía preguntar, así que en cuanto salió esta mujer de esa casa tomó foto y la envió por correo electrónico.

3-059

Luis tenía toda la prueba que necesitaba para hacerla pasar un infierno por lo que le había hecho, pero mmmh… tenía que ser inteligente, no iba a echarla de la casa, eso terminaría con su familia perfecta… había que ser cauteloso y precavido, guardó en su computadora el archivo de la foto, lo borró de su teléfono y esperó a que llegara…

3-060

– ¿Dónde has estado? -Gritó Luis nomás vió llegar a Caliope, los niños corrieron a encerrarse abajo de la cama de Dante cuando oyeron a su padre.-
– En una entrevista de trabajo -mintió Caliope- quieren que haga una app para móviles en el gimnasio al que estoy yendo para que los que van vean su progreso en gráficas y con recordatorios y tips de qué tipo de ejercicio hacer- (Esto si era cierto)

3-061

– ¿Quieres trabajar? -dijo Luis viendo la oportunidad de oro- yo te doy trabajo, vas a ser mi subordinada, vas a trabajar primero en el callcenter de la empresa, vas a tener prestaciones y hay gimnasio ahí mismo. El lunes entras.
– ¿Qué? -respondió Caliope terriblemente sorprendida-
– Si, los niños ya están grandes ya no te necesitan tanto, Dante está a punto de volverse un adolescente, no es mala idea que se haga cargo de su hermana y ahora mismo tu hermana sólo está trabajando los fines de semana, podría hacer el resto.
-¿Qué? -volvió a decir Caliope, sabía que había gato escondido-
– Ponte a estudiar, no quiero que me hagas quedar mal.

3-062

Al día siguiente Caliope llamó a Tony contándole lo que había pasado
– No sé, me da miedo -decía Caliope- estoy segura de que algo trama…
– Déjalo… ya te dije, no quiero seguir viviendo así
– Tengo que irme, viene alguien.

Ese día más tarde Tony se apareció en la puerta de la casa de Caliope.

3-063

– Por favor, vete -suplicó Caliope- si nos ve alguien, Luis nos va a matar
– Si no vienes conmigo, no vuelvas a llamarme -respondió Tony-
– Sabes que no puedo hacerlo, adem…
– Está bien -Tony se dió la media vuelta y se fue-

A la mañana siguiente, en el buró de Caliope amaneció una notita que decía:
“Si lo vuelves a ver, lo vas a lamentar”.

La fiesta de cumpleaños de Dante se hizo en un balneario de Newcrest, el catering estuvo a cargo de Catalina, invitaron a los amigos más allegados…

3-065

Todos celebraron al pequeño Dante.

3-064

No hay fotos de Dante adolescente en su fiesta de cumpleaños por un pequeño problema de… mmmmh… calvicie, pero después fué al dermatólogo y se arregló.

 

Los Buendía 3.04 – ¿Qué está pasando?

Ese día Tony, el entrenador y Caliope se quedaron horas y horas poniéndose al día

– ¿Y qué es de tu vida Cali? ¿Qué has hecho?
– Pues terminé la escuela y entré a trabajar en Hipercompumegared
– Wow qué bien, me imagino que te está yendo bien…
– Pues… si, pero ¿Y tú?
– Nada, yo sigo aquí
– Pero te querías ir a Newcrest
– Si, al final mis padres se fueron, yo me fuí con ellos unos meses para ponerles en orden la vida, pero sigue siendo mejor vivir aquí.
– ¡Qué bueno!

3-040

Caliope tomó el hábito de ir todas las mañanas al gimnasio y ver a Tony, hablában de todo y de nada a la vez, sentía que el tiempo se le iba como agua entre las manos cuando estaba a su lado…

Un día estaba lavando los platos del desayuno y se dió cuenta que estaba esperando a que Luis saliera a la oficina para salir corriendo al gimnasio, tampoco le había dicho a Tony que estaba casada y con hijos y no hablába de Luis y…

¿Se estaría enamorando?

3-041Así que un día mientras estaban pasandola bien como era habitual, ella decidió sacar el tema

– Una clienta quiere que vaya a su casa a entrenarla, no entiendo qué tiene de malo el salir a un gimnasio, te sirve hasta para ver otras formas de hacer ejercicio
– Si pero hay maridos a los que no les gusta que sus mujeres salgan y se expongan, o a lo mejor los hijos le quitan demasiado tiempo y no puede estar trasladándose, si mis hijos no estuvieran en la escuela yo no podría venir aquí a…
– ¿Tus hijos?
– Ehm… si
– ¿Estás casada y con hijos?
– Si
– Y yo no lo sabía y me dejaste hacer el ridículo
– Perdoname yo no sabía qué…

Pero Caliope no pudo disculparse, Tony se había levantado y se había ido ya.

Al día siguiente Caliope regresó al gym y no encontró a Tony, y al siguiente, y al siguiente… Así que decidió llamarle por teléfono, pero nunca contestó

3-042Pero la vida seguía y Cali no podía dejar que los demás se dieran cuenta de que algo le pasaba

– Si mamá… digo, señora, vamos a la cocina para hacer una crema de elote
– Me rehuso, seguramente cuando esté lista va a dejarla ahí sin volver a hablarle nunca y no va a querer verla ni dejarla disculparse
– ¿Qué dijiste mamá?
– Nada, nada, ponte a hacer la tarea -dijo Caliope, mientras se levantaba-
– Ya la hice…

3-043Dante se pasaba los días metido en la computadora, había descubierto los vídeojuegos y ahora estaba entretenidísimo con uno en especial, Caliope lo tenía amenazadísimo con quitarle el acceso a internet si bajaba las calificaciones… y Catalina le había prometido que si Caliope quitaba el internet por su culpa, haría de su vida un infierno, así que era mejor seguir manteniendo la excelencia

3-044Y estaba el terror psicológico que vivía con Luis, sólo hacía falta pasarse cualquier tarde después de la oficina para darse cuenta del infierno que era esa casa.

3-045

En cuanto llegaba Luis, los niños corrían a sus cuartos a encerrarse.

Un día, por fín Tony aceptó una llamada de Caliope, quien había seguido llamando, sólo por si acaso…

– Hola… soy yo… -dijo Caliope desconcertada, no sabía que decir, no creía que Tony iba a responder esta vez-
– Si, lo sé, ¿Qué necesitas?
– Verte, ¿dónde has estado? he ido al gym y no estás y yo…
– Estoy trabajando con la clienta de la que te hablé, y necesitaba tiempo para pensar
– ¿Pensar qué?
– ¿Qué estás tonta? -gritó Tony exasperado- ¡Me enamoré de tí y tú estás casada!
– Y yo de tí -dijo Caliope bajito- ¡Vamos a tomar un café, casual, como amigos, sólo eso! ¿Miércoles a las 3?
– Está bien -musitó Tony y colgó-

3-047Al llegar Caliope no pudo evitar abrazar a Tony, tenía tanto sin verlo que necesitaba sentirlo…

3-048Y comenzaron a aclarar cosas
– Yo nunca me imaginé que fueramos a llegar a esto -dijo Caliope- no planee nada
– Ni yo… cuando te volví a ver, eras la chiquilla que iba al gym y salía con el bartender de al lado… ¿te casaste con él?
– Jajajajaja, nooo, pero era lindísimo… creo que me hubiera ido mejor
– ¿Qué?
– Si mi marido se entera que te ví, si se entera que somos amigos, te mata… mmmmh… a mi primero y luego a tí
– ¿Es celoso?
– Y controlador, no me deja trabajar, ni salir de la casa, siempre tiene que saber donde estamos yo y los niños…
– oh…
– Si, esa es mi vida ahora… ¿ves por qué nunca te lo mencioné? decirte que mi vida era un martirio no es algo que quiera escuchar nadie, a nadie le importa.

3-049– A mi si, déjalo, vente conmigo, traete a los niños, mi casa es pequeña pero tiene dos habitaciones, tus hijos se quedan en el cuarto grande y el pequeño nos lo quedamos nosotros, saldremos adelante, regresas al trabajo, eres un genio no te van a decir que no, vente conmigo y… -empezó diciendo a todo vapor Tony hasta que Caliope lo interrumpió-
– No soy sólo yo, está mi hermana conmigo y si me voy, Luis me quitaría a los niños y el terreno que tanto trabajo le ha costado a mi familia tener, la casa, el cementerio familiar, todo, no puedo irme y él no se va a ir…

-Me tengo que ir -dijo Caliope-

3-050Se despidieron con un abrazo muy largo3-051Y Tony la vió irse…

Ahora le tocaba a Caliope representar el papel de esposa feliz, había organizado para los amigos de Luis una reunión de etiqueta

3-052Por fortuna la reunión fue un exito y Luis quedó muy bien parado ante su jefe…

3-053

Los Buendía 3.03 – De nuevo el sol

Han pasado algunos años desde el episodio anterior, Dyna ya es una niña grande, ya va al colegio con su hermano.

En cuanto murió la abuela Angeles, Luis aprovechó para hacer cambios a toda la planta superior de la casa, no a la distribución, sino más bien al reparto de las habitaciones.

El cuarto que era de Dante se quedó para Dyna

3-027El cuarto de Caliope y de Luis pasó a ser de Dante

3-028Y el cuarto de Benjamín y Paula es ahora de Luis y Caliope. (Alguien estaba dormido al momento de tomar la foto… pero no recuerdo quién XD)

3-029Dyna es una niña dulce, le encantan los postres y siempre que puede sonsaca a la tía Caty para que les prepare tortitas, la escuela se le da bastante bien, pero claro, para su hermano que ya va bastante aventajado, su hermana es una molestia constante.

– ¿Entonces dijiste que cinco por ocho era cuarenta?
– Siiiii, apréndetelo, es la tabla más fácil!
– Es que no entiendo por qué es cuarenta y no otro número ¿Quien dijo?
– ¡Qué te importa quién dijo! Ya te expliqué por qué era cuarenta y estabas jugando, ya no te voy a explicar nada
– ¡Si no me explicas le digo a mi papá que no me ayudas!
– Ash!!!

3-030Sin embargo a Caliope le incomodaba que Dante fuera un niño tan solitario, si, jugaba y todo, pero seguía triste e impresionado por la muerte de sus abuelos.

– Y lo vi llorando en el mausoleo de los abuelos
– ¿Y qué le dijiste?
– ¡Nada! ¿Qué le iba a decir, qué lo andaba siguiendo para ver a donde iba cuando se me escondía?, me regresé a la sala a limpiar el piso y cuando entró por la puerta de atrás, le pregunté que a donde había ido.
– ¿Y…?
– Dijo que había estado jugando en el patio… te digo, que me lo esconda me parece peor, no me gusta nada
– Pues es que… encontrar muerto a su abuelo si lo afectó mucho…
– Y más que era super cercano a ellos. Voy a obligarlo a hacer amigos, a llevarlo al parque y que vea más gente, porque si no, aquí mismo se nos acaba el legacy
– Pues si, no va a haber otra forma de sacarlo de la tristeza en la que está…

3-031Y dicho y hecho, esa tarde llevó a los niños a casa de los vecinos, para que jugaran entre ellos…

3-032Afortunadamente hicieron click de inmediato y comenzaron a jugar

– ¿Y entonces dices que cuando llegas al laberinto de las arañas tienes que ir a la derecha en lugar de ir a la izquierda?
– Si, porque ahí encuentras el gancho retráctil que te ayuda a aventar las bombas más lejos y matas más fácil al nido, eso sí, te tienes que fijar en las arañitas bebés que saca el jefe, porque esas se mueven rápido y también te pueden matar

3-033Por fín parecía que tenía dos niños normales en casa…

– Niños, terminen rápido de comer, que nos vamos al parque…
– Pero mamá ¿y la tarea?
– La hacemos allá Dante

3-034Caliope empezó a hacer de la ida al parque una costumbre, no iban siempre, pero si dos o tres veces por semana, necesitaban hacer amigos y conocer gente… y lo cierto es que ella también, estar encerrada en casa todo el tiempo la deprimía un poco, porque además de su hermana, no hablaba con muchos adultos.

Y además jugar con los niños era divertidísimo

3-036Caliope siempre procuraba regresar a casa con los niños antes de que llegara Luis de la oficina, sabía lo controlador que era y como podía ponerse la situación si no los encontraba, aunque supiera perfectamente en donde estaban. Y es que Luis no sólo controlaba las actividades de Caliope y los niños, sino también el dinero, él se hacía cargo de las facturas de la casa y las colegiaturas.

Justo por eso Caliope no se separaba de él, se había dado cuenta de que estaba sola, sin trabajo y sin un simoleón, lo único que tenía era la casa, pero la casa no era nada, si no podía sostener los gastos que esta generaba.

3-038Con todo esto sucediendo Caliope decidió regresar al gimnasio, necesitaba sacar el stress, fue llegar y recordar viejos tiempos de cuando iba en su adolesencia.

Estaba dando un paseo por el lugar, cuando llegó su entrenador favorito, lo vió y corrió a darle un abrazo, fue la primera vez en años que se sentía feliz de verdad

3-039

Los Buendía 3.02 – La casa se queda sola

El pequeño Dante prácticamente estaba siendo educado por los abuelos, pasaba todo el tiempo con ellos y la tita Ángeles siempre le ayudaba con la tarea, lo cual le parecía fabuloso porque siempre le iba bien y sacaba muy buenas calificaciones, además el tito Benja le daba ideas para hacer travesuras y que no lo atraparan los profesores, ser educado por los titos era lo mejor que le podía pasar

3-016

Y no es que Caliope estuviera ocupadísima con Dyna, la hermanita de Dante (qué si lo estaba), pero es que entre casa, jardín, bebé, mamá y tío, no le quedaba mucho tiempo, Cali mantenía la casa tan obsesiva mente limpia que podrías haber comido directamente del piso y no te pasaba nada.

3-015

Aun así nada de esto era suficiente para Luis, quien, a la menor provocación soltaba comentarios del tipo:
-Pobres de mis hijos… viven en una pocilga

3-018Para el pequeño Dante la vida no era mejor, con la llegada de Dyna su mundo se había revolucionado, y aunque su madre estaba todo el tiempo en casa, no tenía un minuto para compartirlo con él y siempre estaba agobiada y cansada.

No es que odiara a Dyna pero…

3-017

A veces prefería que no hubiera llegado, que su mamá hubiera seguido trabajando y que llegara con ganas de estar con él, sólo con él… ahora aunque en las matemáticas debería tener media mamá, parecía que no tenía ninguna

3-019A partir de que dejó el trabajo, Cali siempre procuraba sentarse un rato en las mañanas con su madre y comenzaron a compartir anécdotas, secretos y miedos, a veces terminaban felices, otras veces no tanto

– Ay hija, ¿Qué va a ser de mi, cuando me vaya?
– Mamá tranquila, nosotros nos encargamos de eso, vamos a estar bien, tú no te preocupes
– Lo bueno es que tienes a ese hombre tan bueno a tu lado
– mmmh… aja

Un día Dante fué corriendo con Caliope

– ¡Mamá, mamáaaa! tito Benja está hablando sólo
– Hijo, no inventes cosas
– Mamá que siii, que tito benja está hablando soloo
– ¿Qué dice tu tito?
– Ay mamá no sée, ¡Tampoco soy tan metiche!
– Voy a hablar con él, tu no te preocupes Dante y ponte a hacer la tarea
– Ya la hice, me ayudó tita Angeles -dijo Dante en tono de reproche-

3-020Lo cierto es que Caliope no quiso hablar con Benja, tenía miedo de que lo que estuviera sucediendo es que su tío estuviera comenzando a ‘arreglar sus cosas’ para despedirse

3-021Catalina estaba siendo reprendida por segunda ocasión, esta vez por teléfono, se veía que eso de escaparse a escondidas del jefe no funciona cuando este quiere regañarte por no tener un buen desempeño.  Segunda llamada, segunda… 3-022Y justo ese día, cuando Catalina había prometido ya ir con ánimos y atender bien a los clientes… el tío Benja se despedía de este mundo, el que lo encontró tirado fue Dante, quien empezó a gritar por todo lo alto para que el tío se ‘despertara’, cuando lo escuchó Caliope, su madre le dijo que el tío ya no iba a despertar, que se había ido junto con su tito Bastian.

3-023Dante se fue a llorar a su cuarto y Caliope lo siguió

– ¿Estás bien corazón?
– No mami, ¿Qué va a pasar ahora?
– Nada cielo, lo mismo que cuando se fue tu tito Bastian, aprendemos a vivir todos juntos y nos queremos y nos cuidamos para cuando llegue la hora de despedirnos
– ¿Pero tito benja va a estar solito, no me va a extrañar?
– Tito Benja va a estar con tu abuelo y con sus padres, él va a estar bien, no te preocupes
– Ah bueno

No pasó mucho tiempo antes de que Ángeles siguiera a Bastian y a Benja, dejando la casa casi sola…

– ¡Cali! ¡Cali! -Comenzó a gritar Catalina desde el baño de su habitación, ella se levantaba más tarde que Caliope y Ángeles, así que no le pareció extraño despertarse sola en el cuarto-
– ¿Qué pasó? -gritó Caliope mientras terminaba de limpiar la cocina, ya se habían ido Dante y Luis de la casa-
– Mi mamáa, veeen- gritó Catalina

Con los gritos, la pequeña Dyna que estaba durmiendo en la sala, se asustó y comenzó a llorar, Caliope no sabía si partirse en dos, fue al baño y encontró a su madre tirada, mientras Dyna gritaba con toda la fuerza que le daban sus pequeños pulmones.

3-024Por fortuna no estaba Dante, pensó Caliope unos momentos después, es tan impresionable todavía y se llevó un susto tan grande con su tito benja que presenciar también la muerte de su abuela era demasiado,

3-025Días después llegó una ex-compañera del trabajo, reclamando que hubiera dejado su vida laboral para pasarse la vida limpiando baños y platos

– ¡Es que tú no eres así! -reclamaba- te encantaba tu trabajo, ¿por qué decidiste dejar todo?
– Mi vida es demasiado complicada ahora, dame tiempo, necesito tiempo -imploraba Caliope al punto del llanto-
– No te entiendo, creeme que no te entiendo
– Mira, pasate y tomamos un café antes de que llegue Luis
– ¡Ah! es por Luis…
– Mmmmh… si -respondió bajito Caliope-

Pasaba el tiempo y Dante no superaba la muerte de los abuelos…

3-026

Los Buendía 3.01 – Inicios difíciles

Según las reglas del abuelo Andrés, el heredero hacía de cabeza de familia a partir de la adultéz o la muerte del heredero anterior (lo que sucediera primero), así que Caliope asumía su cargo como jefa de familia en un momento de lo más vulnerable para la familia.

Todos estaban muy tristes, el momento de superar la muerte de Bastian se veía aún muy lejano, pero la vida continuaba, el pequeño Dante seguía creciendo sin parar y los obligaba a todos a seguirle el ritmo

Una mañana aprovechando que estaban sólos en el salón de la casa Caliope le soltó de golpe a Luis algo que le estaba quemando por dentro:

– Luis, estoy embarazada
– Ah con razón ví que estabas subiéndo de peso, ya sabes que no puedo tener una esposa gorda, un ejecutivo como yo, tiene que mantener una apariencia y…
– ¡Vas a tener otro hijo, alégrate! por eso no quise decirtelo frente a mamá…

3-001Caliope se levantó y fué a contarselo a todos, en realidad quería meterse debajo de las cobijas y llorar, pero ahora no podía permitírselo, tenía que estar feliz y ser un buen soporte para su familia, después de todo ella no era la única que había perdido a alguien.

Además de que su hermana pequeña estaba teniendo problemas laborales y ya la habían reprendido por no hacer bien su trabajo:

– ¿Como quieren que me enfoque en el servicio de Catering cuando acabo de perder a mi padre? -le respondía a su jefa-
– Para eso eres profesional, tienes que hacer bien tu trabajo o te bajo de puesto, a uno en donde no tengas contacto con la gente, algo más acorde a tu estado emocional, como lavaplatos.

No hay ni que decir que Caty estaba devastada, su mundo se caía a pedazos.

3-002Luis aprovechaba toda la inestabilidad emocional que rondaba en la familia para hacer de las suyas, y lo que lo hacía grande en el mundo de los negocios era devastador para su vida familiar: era controlador y manipulador y disfrutaba siéndolo.

– Ángeles ¿Cómo está usted, no se cansa de estar a cargo de toda la casa? Es usted admirable
– Ay hijo, ¿Qué quieres que te diga? la verdad es que en estos momentos no tengo cabeza para nada
– Si me imagino, yo no sé que sería de mi si perdiera a Caliope, soy todo por ella; ojalá tuviera más tiempo para pasar con su familia y con su hijo, eso le quitaría un peso de encima a usted, pero está endiosada con esa empresa
– Si, yo también quisiera que pasara más tiempo con nosotros, pero entiendo que tiene sus metas profesionales y…
– ¡Y nada mamá! tú las tuviste y nadie te dijo que no te hicieras pintora, todos te dimos tu tiempo y tu espacio -gritó Caliope enojada-
– baja la voz, vas a despertar al niño y lo vas a dejar llorando cuando te vayas a trabajar -respondió Luis, haciéndose el inocente-.

3-003Pero el reclamo de su madre si había calado y la verdad es que la casa si estaba cayéndose a pedazos, no había día en que no hubiera algo roto o sucio y se quedara así por varios días, además venía otro bebé en camino y sería más trabajo; sabía que Luis estaba manipulando toda la situación para orillarla a que se quedara en casa todo el día, pero no veía otra opción, porque tampoco quería separarse, no quería darle más disgustos a Ángeles.

3-004Así que tras muchas semanas de pensarlo se armó de valor y presentó su renuncia en la empresa y comenzó su nueva vida.

3-005Y a jugar al juego del ‘ama de casa feliz’ que cuida a los niños y se encarga de que las camisas del hombre de la familia estén impecables y almidonadas

3-006Y claro, entre esos trabajos estaba el organizarle al marido una fiesta de cumpleaños inolvidable.

3-007Y cocinar para su adorada familia

– ¡Qué ensalada tan horrible!
– Eso es lo que pasa cuando le dices a una informática que haga de comer, tío…
– No la dejen acercarse a la cocina
– Yo la voy a tirar, pero no le digan a mi hija que no pude comerme la ensalada
– ¡Mamaaa! -reclamó Caty-

3-008A Luis le había caído muy bien el paso del tiempo y estaba muy complacido de tener a su esposa en casa todo el día ocupándose del bebé y de su casa, así que estaba de buenas casi todo el tiempo.

3-009Y el pequeño Dante crecía a pasos agigantados

– ¿Por qué tito Benja si desayuna pastel y yo no abuelita?
– Porque yo ya no tengo papás que me regañen -respondió Benjamín-
– ¡Pero quiero desayunar pasteeeel!
– Entonces tienes que esperar a ser abuelito

3-010Por fín había llegado el día en que Caliope daba a luz, ya sentía que iba a estar embarazada toda una eternidad. Luis estuvo al pendiente de ella todo el tiempo y no se le despegaba ni a sol ni a sombra, al grado de que las enfermeras se aprendieron su nombre en esos días de hospitalización

3-011– Si quieres ir por mami al hospital terminate todo ya -exigió Luis-
– No, prefiero quedarme con tito Benja, él no está enojado como tú -dijo Dante sabiéndo que estando los titos presentes era inmune a los ataques de rabia de su padre-

3-012– Señora, ya vino su marido por usted, dice que ya firmó todo, que la espera afuera…
– ¿Tengo que irme ya? -preguntó Caliope a la enfermera-
– Si señora, ya la dió de alta el médico y su esposo ya pagó las facturas, no podemos re-admitirla
– Uff bueno -dijo Caliope

Que la estuviera esperando en el coche era mala señal, seguro estaba enojado por algo, así que abrazó a su pequeña y esperó a que la tormenta pasara pronto.

3-013Con la pequeña Dyna en casa y Dante haciendo travesuras los días se hacían cortos

3-014– Ma’ ¿Me dejas abrazar a la bebé?
– No Catalina, entiende que no sabemos que bichos traigas y no quiero que la contagies
– Pero está aguadita y tiernita
– Juega con la plastilina, también está aguadita y tiernita y no des lata que me la vas a hacer llorar.

Los Buendía 2.16

Esa misma noche Bastian se levantó al amanecer a tomar agua, se moría de sed, al salir a la cocina se encontró el espíritu de su madre, Teresa, rondando

– ¡Madre! ¿Vienes por mi?
– No hijo, no nos permiten venir por la familia directa
– ¿Ángeles?
– mmmmh si hijo,
– llévame a mi, yo sólo soy un viejo jubilado, no le ayudo a nadie; las niñas necesitan de Ángeles, Cali la necesita, necesita a su madre a su lado cuando nazca su hijo…

Teresa se dirigió a la ventana de la cocina, como esperando una señal, en silencio asintió mientras una lágrima caía sobre la encimera.

– ¿Nos vamos ya? -dijo Bastian, decidido.-
– No hijo, no, ya te dije que no podemos llevarnos a familia directa, alguien más vendrá por tí más adelante, disfruta a tu nieto y juega con él, yo no pude jugar con mis nietas.
– ¡¿Va a ser niño?!
– Ehm… yo no dije eso, no, yo no dije que fuera a ser niño. Bueno hijo, ya me voy, ya va a salir el sol, por cierto, la casa les quedó preciosa

2-209Siguió pasando el tiempo y Cali estaba finalizando el tercer trimestre del embarazo; como todas las mañanas de domingo, desde que los viejos de la casa se habían jubilado, habían tomado el hábito de levantarse tarde y desayunar viendo “Super Simcops en acción”

– Ay hija, es domingo desayuna otra cosa, sólo comes ensaladas; mi nieto va a salir todo verde -dijo Bastian riendo-
– Si Cali -dijo Angeles- ahora necesitas comer por dos, come bien hija.
– No le digas que necesita comer por dos, porque lo único que va a hacer es comer una ensalada más grande, ya sabes como es de terca tu hija -dijo Bastian-
– Ay mamá, como de todo, sólo que ahorita tenía ganas de ensalada -mintió un poco Caliope- además – dijo mientras se levantaba- ¡¡Aaaay!!
– ¿Qué pasó? -gritó Luis, mientras bajaba las escaleras corriendo-

2-210– Creo que estoy de parto -dijo Cali- he tenido dolores desde la madrugada, pero este si estuvo muy fuerte
– Vamonos al hospital – dijo Luis-
– Si, si, ahorita que se acabe “Super Simcops en acción” que al cabo no falta mucho, mira ya descubrieron quien es el malo -respondió Bastian sin dejar de ver la televisión-.
2-211¡Nació el heredero Buendía! el pequeño Dante cargaba sobre sí el destino de la cuarta generación.

2-212El pequeño Dante era un pequeño muy embracilado, los tres abuelos no lo dejaban ni a sol, ni a sombra y aunque suene a cliché, era la pequeña alegría del hogar, por su nacimiento habían olvidado todos la enorme tristeza de la pérdida de Paula. Y claro, tener tres abuelos le permitió a Caliope regresar pronto al ejercicio y a cuidarse para mantener la figura.

2-213Y así, mientras Caliope se ocupaba de sí misma para evitar las críticas mordaces de su marido, Luis aprovechaba para tratar de ganar puntos con la familia

– Me da mucha pena que tus papás se tengan que hacer cargo de Dante, ellos ya no deberían preocuparse por nada, pero le digo a tu hermana que deje de trabajar y no quiere, sigue con la fantasía de ser profesionista.
– No sé en tu casa -respondió Caty- pero en la mía, las mujeres siempre hemos trabajado
– Si, pero es comprensible, tus abuelos comenzaron de la nada y tus padres continuaron con todo esto, yo mismo recuerdo como era la casa cuando comencé a salir con tu hermana.

2-215– No creo que sea sólo eso -respondió tajante Caty-, mi hermana no se quemó las pestañas en la escuela siendo de los mejores promedios todo el tiempo para terminar su existencia cambiando pañales y lavando baños ¿no crees?
– Yo lo que digo es que no quiero que mis hijos crezcan sólos como niños de la calle, necesitan a su madre en casa -dijo Luis mientras se levantaba, era imposible razonar con esa mujer.-

Sin embargo la vida se iba normalizando, las cenas con los amigos, los chistes, la familia, al final siempre se tendrían los unos a los otros

2-216Pero como lo prometido es deuda, una noche ya en la cama y a punto de dormir Angeles vió a Bastian hablando solo, al principio pensó que hablába con ella, pero su mirada se dirigía a otro lado

– ¿Ya vienes por mi?
– …
– Si, mi nieto es un pequeño espectácular
– …
– ¿Otro? ¡Dame más tiempo, quiero conocerlo!

Bastian se levantó de la cama para implorar clemencia, pero ya no tuvo fuerzas para sostenerse

2-217Angeles vió toda la escena y gritó tan fuerte que la vecina de la casa de al lado fue corriendo a ver que pasaba y Catalina que iba llegando corrió dentro de la casa

La parca terminó su trabajo y Ángeles mandó a todo mundo a descansar, mañana sería un día muy pesado

2-218Cuando la dejaron sola vió que la parca seguía por ahí, le invitó un café y le preguntó

– ¿Por qué él y no yo?
– Si pudiera te lo contaba, pero esas cosas pertenecen al mundo de los muertos, descansa sabiendo que te amaba más que a su propia vida.

2-219

Al día siguiente se llevó a cabo el servicio funerario y dió paso a la tercera generación…

Casa familiar

Esta casa familiar es una #starter con dos habitaciones y un estudio (que puede convertirse fácilmente en otra habitación), es de un solo piso y no rebasa los 21,000 simoleones, si estás empezando con una gran familia y no tienes un clavo partido por la mitad ¡Esta es tu casa!

Además por su tipo de construcción es fácilmente ampliable y sólo tiene contenido del juego base, es todo un lienzo en blanco para tu creatividad y la personalices como quieras.

La puedes descargar aquí

casa-familiar-01

casa-familiar-02casa-familiar-03